Ratio: 4 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Inactive
 

La Bajada del Salvador del Mundo
San Salvador


ORIGEN: La Bajada del Salvador del Mundo o Transfiguración del Señor, es una celebración del pueblo católico que tiene lugar el 6 de agosto de cada año. Tiene su base en los textos bíblicos: Mateo 17: 1-4.


bajadaPara las iglesias de tradición bizantina, la fiesta de la Transfiguración (Metamorfosis ) de Jesucristo, expresa en el modo más completo la teología de la divinización del hombre. La solemnidad tiene su origen en la memoria litúrgica de la dedicación de las basílicas del Monte Tabor. La fiesta entró en uso a finales del siglo V, y ya en el siglo VI encontramos insignes representaciones. En occidente aparece de manera cierta en los comienzos del siglo VII, aunque no siempre el mismo día: 17 de marzo en Meissen, el 26 de julio en Brujas, el 27 de julio en París y el 3 de septiembre en Halberstad. En las diócesis italianas se celebraba siempre el 6 de agosto.


En 1457, la noticia de la liberación de Belgrado de la dominación turca llegó a Roma el 6 de agosto y el Papa Calixto III ordenó que toda la Iglesia Católica celebrase en es día la fiesta de la Transfiguración. Hasta entonces la Iglesia de Roma la había ignorado, pero el Papa Pío V ordenó que fuese registrada tanto en el misal como en el breviario. Y el pueblo devoto lo asoció con la victoria sobre los musulmanes, saludando a Jesús como el Salvador de los cristianos. Las cofradías, que son organizaciones religiosas populares, se encargaron de difundir esta invocación por el mundo y nacen las cofradías en honor al Salvador.


Para el caso de San Salvador, las fiestas patronales son dedicadas al Divino Salvador del Mundo y se llevan a cabo del 1 al 6 de agosto, siendo los días de mayor solemnidad y tradición el 5 y 6 de agosto; aunque según la crónica de fray Francisco Vásquez, la ciudad de San Salvador celebraba su fiesta el 6 de agosto, en memoria de la victoria definitiva de los españoles sobre los indígenas cuscatlecos en 1526.

Inicialmente, esta celebración tenía como propósito inducir un fuerte sentido religioso en la población que participaba en los tradicionales actos del paseo del “Pendón Real”, en la Plaza de Armas. El pendón era el estandarte representativo del imperio ibérico, que era sacado de las instalaciones del cabildo (ayuntamiento o alcaldía) y paseado por las calles polvorientas, tanto la víspera como el día de dicha fiesta, con el propósito de que la población renovara sus votos de fidelidad al supremo monarca de España y América.


En 1787, se constata por primera vez la existencia de una cofradía con el nombre de la “Transfiguración”, en la parroquia de San Salvador. Cofradía que en 1791 cambió su nombre por el de “Cofradía de San Salvador”. Esto significa que para esa fecha la ciudad de San Salvador había recibido una imagen evocativa del misterio de la Transfiguración.

A partir del siglo XVIII, se establecieron en las provincias centroamericanas, las “ferias” durante las fiestas patronales, destinadas a dinamizar el mercado interno... San
Salvador, como capital de provincia, era una plaza fuerte, de manera que su feria se convirtió en un atractivo.

El carácter cívico religioso (fiesta patronal) que las fiestas del Salvador del Mundo presentan, se empezó a manifestarse a fines del siglo XVIII, cuando en 1777 el maestro Silvestre Antonio García, terciario de la orden de San Francisco y que ejercía el oficio de pintor y dorador, esculpió y pintó la estatua que el pueblo venera y coloca en el carro el día de la Transfiguración. Desde entonces, el maestro Silvestre se ocupó de hacerle una fiesta anual a su santo patrón, con novenario y jubileo. Al fallecer García en 1807, la municipalidad tomó por su cuenta la celebración de la fiesta, y para darle mayor solemnidad, nombró a 16 personas para que se encargaran de la actividad.

En el primer año (1808) la celebración fue igual que la realizada por su iniciador; en el segundo se nombró por primera vez una Capitana, Dominga Mayorga, quien organizó una pequeña entrada. En el tercer año, se fabricó en el atrio de la Iglesia Parroquial (donde hoy se encuentra la Iglesia El Rosario) un gran volcán, en cuya cima se colocó la imagen. En el cuarto año, construyeron un modesto carro de madera y papel de colores, sobre el que colocaron al santo patrón para llevarlo en procesión por las principales calles, hasta la Plaza de Armas, en donde tuvo lugar por la primera vez el tradicional descubrimiento.
En las crónicas de los siglos XVIII y XIX, en las que se relata el suceso, no se le hace mención como "La Bajada", sino que se le llama la "Función", "Simulacro" y "Representación".

bajda2DESCRIPCION: Es una tradición que está enmarcada dentro de la celebración de las Fiestas Patronales de San Salvador, que en la actualidad van desde el 1 al 6 de agosto. El día designado para la realización de dicha procesión ha sido el 5, es decir la víspera del día dedicado a la Transfiguración del Señor.


La organización del evento se realiza con meses de anticipación. Cada año se diseña el carro alegórico teniendo presente una característica: la imagen debe ir en la parte superior de un elemento vertical que debe abrirse, para que la imagen baje y en su interior se cambie de ropas, y surge nuevamente al exterior en blanco resplandeciente, siendo éste el punto culminante de la procesión. Previamente, el carro ha realizado un recorrido por diferentes calles del centro de la ciudad, encabezada por las autoridades eclesiásticas y civiles de la ciudad y rodeada o acompañada por los fieles católicos.



Valor Histórico:
Es una tradición que se inicia como tal en San Salvador, a partir de 1811 y está vinculada a la imagen procesional esculpida en 1777 por el fraile Silvestre Antonio García, de la orden de San Francisco.

Se desarrolla en el área urbana más antigua de la ciudad de San Salvador, es decir en las calles y plazas del Centro Histórico. Está vinculada con episodios históricos de la vida de Jesucristo.


La fiesta de la Transfiguración fue decretada como oficial en la Iglesia Católica de Occidente en el año 1457, siendo de mayor tradición histórica en la Iglesia de Oriente, celebrándose desde el siglo V.

La documentación existente sobre la misma permite conocer los cambios ocurridos a lo largo de las diferentes épocas históricas en El Salvador.




bajada4Valor Social: Es uno de los rituales más importantes para la comunidad católica tanto de la ciudad de San Salvador como del país. También, la celebración ha trascendido fronteras, ya que también es realizada en otros países, por la comunidad salvadoreña que ha emigrado a tales lugares.


Es un ritual que ha sido apropiado por los salvadoreños como parte de su identidad. Los participantes provienen de diferentes sectores económicos y sociales.


Congrega a grupos de personas que se involucran en el diseño y construcción del carro alegórico, así como de la preparación de las vestimentas de la imagen del Salvador del
Mundo.

bajda3

Valor Estético: Es una expresión llena de colorido y de sonido. Es una “escenificación” pública de un pasaje bíblico.

Bibliografía y otra información documental:
Delgado, Jesús, “Sucesos de la Historia de El Salvador. I Introducción a la Historia de la Iglesia en El Salvador (1525- 1821)”, Edición Sesquicentenaria, Colección Nueva Evangelización, 1ª edición, Imprenta Criterio, San Salvador, 1991.
Delgado, Jesús, “Las Fiestas en honor al Divino Salvador y el origen del nombre ‘La Bajada’ con que se conoce la procesión del 5 de agosto", en Orientación (semanario católico) 4 de agosto de 2002, San Salvador.
El Diario de Hoy, San Salvador, 4 de agosto de 2000.
Fernández, José Antonio, “El Salvador. La Huella Colonial”, 1ª edición, Banco Agrícola Comercial de El Salvador, impreso en E.U.A. por Haff-Daugherty Graphics, 1996.
Fowler Jr., William R. y Gallardo, Roberto (compiladores ), “Investigaciones Arqueológicas en CIUDAD VIEJA El Salvador”, Colección Antropología e
Historia, volumen 1, 1ª edición, Dirección de Publicaciones e Impresos, San Salvador, 2002.
La Prensa Gráfica, San Salvador: 6 de agosto de 1941, 8 de agosto de
1944, 1 de agosto de 1997, 7 de agosto de 1997, 27 de julio de 2006 y 6 de agosto de 2007.
Lardé y Larín, Jorge, “El Salvador: Historia de sus pueblos, villas y ciudades”, Biblioteca de Historia Salvadoreña volumen No. 4, 1ª edición, Dirección de Publicaciones e Impresos, San Salvador, 2000.
Rodríguez Herrera, América, “El Centro Histórico de San Salvador, Cultura e Identidades”, 1ª Edición, FUNDASAL, San Salvador, 2004.
www.iglesia.org
www.elarcadenoe.org/iconos/transfiguracion.htm
www.laprensagrafica.com: archivos especiales 2003 y fiestas agostinas 2006.


FUENTE: COORDINACIÓN DE REGISTRO E INVENTARIO DE BIENES CULTURALES

Panel de Ingreso

entrarfb

entrarfb

Donaciones

Volver