Ratio: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

La Tradicional Serenata al Divino Salvador del Mundo

Un Agradecimiento Musical

Images: IMG_0642.jpg

Al finalizar todos los actos religiosos en honor al Divino Salvador del Mundo, año con año un particular suceso poco conocido por los salvadoreños tiene lugar frente a la Catedral de San Salvador, unos minutos antes de concluir la noche del día 5 de agosto, los mariachis de la Capital se dan cita frente al atrio de la catedral y se organizan para formar un solo conjunto musical  para agradecerle, cantando, al Divino Salvador.

En esta oportunidad, El Salvador Histórico realizó una entrevista al Sindicato Gremial de Músicos, Cantantes y Bailarines Salvadoreños – SGMCBS-, quienes son los encargados de organizar esta serenata, y los acompañó para compartir su historia.
El SImages: IMG_0561.jpgalvador es un país de mucho fervor religioso, su patrono es El Divino Salvador del Mundo y las fiestas en su honor se dan el 5 y el 6 de agosto, tal como fue anunciado por El papa Calixto III en 1456, quien estableció el 6 de agosto como el día del Divino Salvador del Mundo.

La celebración se origina en la época colonial, cuando “se ocupo la imagen del Salvador como mediador entre las creencias indígenas y la nueva religión que se establecería con la colonización” (Diario El Mundo. 5/08/2008 ).

En vísperas de ese día, el 5 de agosto, la comunidad católica realiza una procesión, en recuerdo de la transfiguración de Jesús al subir al monte Tabor, a esta procesión y transfiguración se le conoce como “La Bajada”.
Pero al finalizar todos los actos religiosos, año con año un particular suceso poco conocido por los salvadoreños tiene lugar frente a la Catedral de San Salvador, unos minutos antes de concluir la noche del día 5 de agosto, los mariachis de la Capital se dan cita frente al atrio de la catedral y se organizan para formar un solo conjunto musical  para agradecerle, cantando, al Divino Salvador.

En esta oportunidad, El Salvador Histórico realizó una entrevista al Sindicato Gremial de Músicos, Cantantes y Bailarines Salvadoreños – SGMCBS-, quienes son los encargados de organizar esta serenata, y los acompañó para compartir su historia.

Images: mural.jpgSu oficina, ubicada junto a la Plaza El Trovador, muestra en una de sus paredes una galería donde se pueden observar fotografías de los diversos conjuntos musicales afiliados al Sindicato Gremial, entre ellas las de: Mariachi Izalqueño, Mariachi Guadalajara, Mariachi Monterrey, Mariachi Santa Cecilia, Trio los Carboneros, Trío los Ángeles, una fotografía del "Cipitio", así como títulos de estudios alcanzados por sus integrantes.


Images: secretario.jpgDon Eduardo Renderos López es, desde hace 10 años, el Secretario General del sindicato, organización que de acuerdo con sus palabras no tiene fines políticos ni partidarios, sino su único fin es el de buscar el bien de su gremio, el cual cuenta ya con diecisiete mil integrantes.

Comenta don Eduardo que la serenata inició en 1950, cuando comenzaba la tendencia de los Mariachis en El Salvador. El Primer Marichi fue integrado por el recordado Paquito Palavichini, su nombre fue Mariachi Huasteco y tuvo su sede en el municipio de Soyapango.

Posteriormente surgió el Mariachi Cuzcatleco, organizado por don Arcadio Portillo Sosa. Este fue el Mariachi que por primera vez llego a la Catedral de San Salvador a dar una Serenata en vísperas de la celebración del día del Divino Salvador del Mundo. Sin darse cuenta, algunas personas comenzaron a reunirse a su alrededor, eran unos “bolitos” y algunos ciudadanos que se encontraban en los alrededores, quienes agradados por la música se quedaron acompañando. Al finalizar, el Mariachi Cuzcatleco se alegró mucho al escuchar los aplausos del público, y vieron que “tenían barra”. Desde ese día nació la tradición que los mariachis se han encargado de mantener hasta el día de hoy.

En el pasado se reunían y salían del lugar conocido como La Praviana -que era el lugar bohemio de esa época -.  Actualmente se concentran en la Plaza El Trovador, en el Barrio Candelaria y caminan en caravana por unos 20 minutos por la avenida Cuscatlán hacia la Catedral de San Salvador.

Images: bandacuero.jpgLa caravana la encabeza una “banda de cuero”, que alegra la caminata con melodías interpretadas por músicos, que como en antaño, son miembros del pueblo; humildes trabajadores que animaban las noches en los parques de su localidad. La banda se compone de un bombo, un tambor, trompetas, una tuba, un trombón, saxofones y platillos. La caravana se anuncia con el estallido de los “cuetes de vara”, los cuales son lanzados al aire para avisar a que altura va la caravana rumbo a Catedral.

“El objetivo (de la serenata) es dar gracias a Dios por las bendiciones recibidas”, nos dice don Francisco Antonio Chicas, secretario de Actas del sindicato; “es toda una serenata que damos de corazón”, continúa.

El representante de uno de los grupos musicales, señor Oscar Hernandez Carrillo, agrega "...lo importante es la voluntad de cada salvadoreño artista de llevar adelante cada año, la serenata a nuestro "Salvador del Mundo" para dar gracias y pedir su bendición...",

Como ello, piensan los más de 15 conjuntos de mariachis, tríos, combos y solistas que año con año se dan cita en la Catedral. “Hemos tenido hasta 20 mariachis con  aproximadamente 10 integrantes cada uno, es decir, más de 200 músicos en una serenata”, comenta Don Eduardo Renderos.

Images: bulnes.jpgSin embargo, para la Secretaria de Cultura del Sindicato, Nohemi Bulnes de Rodríguez, uno de los trabajos más importantes es el incentivar a los más jóvenes a participar y continuar con la tradición.

“A veces nos desanimamos, al llegar aquí (la Plaza el Trovador) y no ver mucha gente que nos acompañe, pero al llegar a la Catedral nos alegramos” comenta doña Nohemí, sin embargo, le gustaría que más gente saliera con ellos desde la Plaza.

Los miembros del Sindicato lamentan el poco apoyo que tanto las autoridades de Cultura, la alcaldía de San Salvador, autoridades religiosas y los medios de comunicación, dan a esta actividad.

Pese a que es una tradición que lleva ya 58 años, no han recibido ayuda para promoverla, los periódicos no la anuncian,  ni siguiera los canales de televisión nacionales pasan la invitación y mucho menos cubren el evento.

En cuanto a la iglesia,  inicialmente les dio el apoyo, sin embargo poco a poco los encargados de la Catedral les fueron cerrando las puertas. No fue sino hasta hace unos 5 años, que gracias a las gestiones de Promo Cultura de la Alcaldía de San Salvador, se les ha permitido cantar en la tarima del Atrio de la Iglesia, y en raras ocasiones lograron que la Catedral permaneciera abierta para realizar actos culturales hasta la llegada y finalización de la serenata. Sin embargo esto ha sido un logro después de muchos años de cantar en la calle y con la iglesia cerrada y a oscuras.

Tampoco reciben apoyo de las entidades de cultura del país, el sindicato debe conseguir fondos para pagar desde la banda que los acompaña, el alquiler de los equipos de sonido,   las luces con las que desde este año iluminaron su serenata, hasta los refrigerios de todos los músicos participantes.

Sin embargo, pese a todos estos problemas, lo que más lamentan es el poco conocimiento que tiene la población de este acto que anualmente regalan al Divino Salvador y a la población Salvadoreña.
Images: espectadores.jpg

“El Público le da más fuerza al artista para que de lo mejor de sí”, nos termina diciendo uno de los presentes, un adulto mayor cuyo rostro reflejaba satisfacción y alegría.

Eran las 11:30 p.m., hora de salida de la caravana, la banda de cuero tomaba su lugar detrás de un microbus de perifoneo de La Constancia, y una a una las 8 docenas de "cuetes de vara" inician su camino al cielo avisando que los mariachis van a agradecer con su voces e instrumentos al Divino Salvador. Se ordenan por grupo musical y comienzan a caminar en contrasentido sobre la Avenida Cuscatlán.

Images: bandamariach.jpgEn las afueras de la Catedral una multitud de gente los espera, el maestro de ceremonias anuncia su llegada cuando escucha la música, el perifoneo y los cuetes cada vez mas cercanos.

Images: cuetes.jpgFuertes aplausos se escuchan cuando los primeros mariachis se asoman frente al Palacio Nacional, la alegría es notoria en los rostros de los músicos. Suben al atrio y comienzan a organizarse por instrumentos, Trompetas, violines, guitarras, guitarrones, vihuelas y cantantes.

La serenata tuvo como fondo inicial a la "Banda de Cuero", que entonaba una conocida alabanza, mientras los participantes saludaban y daban a conocer el propósito de estar todos allí reunidos, además de esperar cinco minutos para iniciar la serenata a las doce de la noche en punto.
Images: mariachi.jpg

La primera canción fue “Felicidades”,  entonada como voz principal por Eduardo Rederos, Secretario General del SGMCBS, quien además es representante del Mariachi Los Camperos, le acompañaban las voces de Roberto Flores del trío Cristal y todos solistas presentes, después se desbordaron las emociones, cada canción despertaba recuerdos agradables y eran aplaudidas por la concurrencia, así pudimos escuchar el acompañamiento de quince mariachis, cada uno con sus violines, guitarras y Images: mariachi3.jpgguitarrones, vihuelas, trompetas y las maravillosas voces de solistas como: José Luis Perla, del Mariachi Internacional Perla; Antonio Rodríguez del Mariachi Los Alacranes; Oscar Hernández Carrillo del Internacional Mariachi Salvadoreño; José Luis del Mariachi Oriental; Armando del Mariachi Oro y Plata, Santana Gracias del Mariachi Los Caporales, Gilberto Chicas del Internacional Mariachi Izalqueño; Víctor Manuel Ascencio del Mariachi Salvadoreño, y mucho otros más, cada intervención dejaba en el  público un sabor de orgullo al ver a artistas que no tienen nada que envidiar a las grandes voces internacionales. Su presencia, su esmerada indumentaria, también nos enorgulleció.

Este es sin duda, un acto que va más allá de la religión o la política, es un acto de amor y agradecimiento, es una forma de compartir y hacer cultura. Nuestro deber como salvadoreños es apoyarlo, divulgarlo y acompañarlo, para que esta linda tradición no muera.

Si quiere contactarse con el SGMCBS, puede visitarlos en final Av. Cuscatlán y Av. Los Diplomáticos contiguo a  Plaza El Trovador, Barrio Candelaria,  llamar al teléfono 2270-3824, o escribirles a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Si quiere contactar grupos musicales, aquí les dejamos algunos de ellos:
  • Trío Los Románticos. Antonio Chicas. Tel. 2517-1727, Cel. 7032-3676. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Trio Cristal. Roberto Antonio Flores. Tel. 2216-5019, Cel. 7939-3732
  • Mariachi Internacional Los Camperos. Eduardo Renderos Lopez. Tel. 2237-2305, Cels. 7727-4692 y 7325-0571.
  • Internacional Mariachi Salvadoreño. Oscar Hernandez Carrillo. Tel. 2270-5125, Cel. 7882-0893.
  • Mariachi Los Caporales. Miguel Angel Lumbi. Tel. 2270-1736, Cel. 7875-1620

Images: adornos.jpg

Panel de Ingreso

entrarfb

entrarfb

Donaciones

Volver