cromeroGeneral Carlos Humberto Romero

Presidente de la República de El Salvador:

desde 1ero de Julio de 1977

Derrocado el 15 de octubre de 1979 por una Junta Revolucionaria

(SALVADOREÑO)

El general Carlos Humberto Romero Mena, nació en la ciudad de Chalatenango, el 29 de Febrero de 1924.

Sus Padres: Don José María Romero (fallecido) y Doña Victoria Mena de Romero.

Su Esposa: Doña Gloria Guerrero de Romero.

Sus Hijos: Carlos Humberto, Luis Felipe, Gloria Valentina y Roxana Carolina Romero Guerrero.

Curso sus estudios en la Escuela Militar "Capitán general Gerardo Barrios" en la Escuela de Comando y Estado Mayor, todos planteles de El Salvador. Hizo estudios especializados de equitación en México D.F.

Ha cumplido las siguientes misiones: Delegado a la toma de posesión del Presidente de la república de México en 1964, Delegado a la toma de posesión del Presidente de la república de Colombia en 1970, delegado en la VII conferencia de Ejércitos Americanos en 1966, Delegado a la VI conferencia de oficiales de inteligencia de América en 1967.

En 1973 fungió como Presidente del Consejo de defensa Centroamericana (CONDECA).

El Coronel Romero Mena fue nombrado con fecha 1ero de Julio de 1972, Ministro de Defensa y Seguridad Pública, en el Gabinete del Presidente de la República de entonces,Coronel Arturo Armando Molina.

Luego lanzó su Candidatura por el P.C.N. y ganó las elecciones para 1977-1982 el 1ero de Julio recibió la Presidencia de la República. Las fuerzas de oposición agrupadas en la Unión Nacional Opositora (UNO) presentaron denuncias sobre numerosos hechos de fraude y coacción electoral cometidos en la elección. El periodo comprendido entre su elección y la toma de posesión, demostró ser extremadamente peligroso para sus opositores. El 28 de febrero de 1977, las fuerzas militares disolvieron una concentración de protesta de la UNO, en la Plaza Libertad de de San Salvador. El general Romero asumió la presidencia el 1 de julio de 1977. Respondió a las denuncias de la oposición por "fraude electoral" con la declaración de estado de sitio durante treinta días y puso en marcha un gobierno rígidamente conservador. La violencia gubernamental (terrorismo de Estado) fue una constante durante el tiempo que fungió la presidencia. Las diferentes fuerzas policiales, militares y paramilitares pro gubernamentales impulsaron una campaña de sangrienta represión hacia los grupos de izquierda que acabó con la vida de 4 sacerdotes católicos y numerosos dirigentes y militantes de las organizaciones obreras y campesinas. Los grupos de izquierda, alzados en armas respondieron a la violencia ejercida por el Estado con ataques hacia los cuerpos de seguridad y a los funcionarios gubernamentales. La represión descontrolada sumergió al país en una grave crisis social. El presidente Romero fue derrocado por un golpe de estado por un grupo de militares jóvenes el 15 de octubre de 1979 y se exilió en Guatemala.